Covid-19 y diabetes

Parece que diferentes estudios que se están realizando desde que empezó la pandemia, demuestran que las personas con diabetes  enferman con una mayor severidad si se contagian del nuevo coronavirus. Aunque aún no se ha determinado si las propiedades intrínsecas del SARS-CoV-2 interactúan con la diabetes y hacen que las presentaciones sean más severas, o es debido al desajuste del control glucémico que toda infección provoca. Puede ser, también, que haya una relación entre las propiedades virulentas del SARS-CoV-2 y el control glucémico deficiente en los pacientes con diabetes, contribuyendo directamente a la morbilidad y la mortalidad por el COVID-19. 

En general las personas con diabetes son más propensas a las infecciones víricas que aquellas que no lo son. Se sabe que la hiperglucemia es capaz de aumentar la gravedad de las infecciones virales. Según estudios in vitro de la gripe, también puede promover la multiplicación viral. Otra hipótesis que se maneja es que la diabetes pueda alterar algún receptor donde se fijaría el covid-19.

También es sabido que la infección aguda es un desencadenante de la cetoacidosis diabética (ver entrada “cuerpos cetónicos” en este blog ). El COVID-19 puede predisponer a los pacientes a una hiperglucemia y cetoacidosis graves como cualquier otra infección aguda o puede aumentar el riesgo.

También se ha estudiado si la infección por coronavirus puede producir diabetes. Se ha hecho un estudio con 39 pacientes con SARS sin antecedentes de diabetes. Veinte de ellos desarrollaron diabetes, todos menos dos de forma transitoria.

(Tomado de  “Link Between Diabetes and COVID-19 Is Credible, but Clinical Implications Are Unclear,” published in Advances in Motion on May 7, 2020)

¿Por qué estoy dando estos datos?

Porque una vez más, quiero enfatizar la importancia de un buen control glucémico como la mejor manera de vivir con la diabetes.

Porque creo que es muy importante que nos protejamos en la medida que podamos de la infección por el covid-19, usando las medidas de prevención frente al contagio.

Y, por favor, USA MASCARILLA, CUANTO MÁS MEJOR.

Photo by Polina Tankilevitch on Pexels.com

Y tú ¿Qué opinas? Me encantará saberlo. Escríbelo más abajo o en hablamosdediabetestipo2@gmail.com.

Muchos saludos.

Hola, he vuelto.

La llegada del coronavirus ha supuesto para todos una revolución en nuestro modo de vida. La primera semana de marzo estábamos hablando de complicaciones de la diabetes, y a la semana siguiente el covid-19 nos impuso un modo de trabajo que no se parecía a lo que hacíamos hasta ese momento. 

Desapareció la atención inmediata a persona con problemas crónicos de salud para posibilitar la atención de aquellos problemas que no podían esperar. Y por supuesto para atender todos esos nuevos problemas que vinieron con la pandemia. Los profesionales de los hospitales, centros de salud y consultorios nos volcamos en identificar y atender a aquellas personas que enfermaron por el covid-19. 

Todos hubiéramos querido que la situación hubiera sido otra. Pero era primordial evitar la propagación (sí, aún hubiera podido ser peor) del virus, especialmente entre aquellas personas en las que la infección desarrollaba mayores posibilidades de complicaciones graves. 

Todos hemos experimentado emociones relacionadas con las diferentes situaciones que se han dado estos meses. Miedo ante el contagio propio o de nuestros familiares, desorientación al no saber qué hacer, soledad, hastío con el confinamiento…

Yo me he encontrado personas con diabetes que se acercaban a las consultas del centro de salud que no entendían por qué no podían salir de casa. En especial esos primeros días del confinamiento. Decían que al no poder caminar incrementaban sus glucemias… Y es cierto. Pero ha habido otras personas con diabetes que entendieron que si bajaba la actividad física, era preciso ajustar las otras patas del taburete, para que éste no cojeara. Y que una persona con diabetes, sobre todo si llevaba muchos años con ella, era una persona con un alto riesgo de complicaciones asociadas a la infección por coronavirus. Y, esto es opinión mía, aunque sé que hay muchos expertos que opinan igual, creo que la forma más eficaz que teníamos para luchar contra esta pesadilla, que para muchos ha supuesto el covid-19, es el confinamiento. 

Cuando esas personas que venían a decirnos que necesitaban salir a la calle porque les subían las glucemias, les intentábamos recordar que si no se podía hacer caminatas, había que echar imaginación para hacer otros ejercicios en casa y, por supuesto, reducir la ingesta. Y si era necesario, se les ajustaba la medicación. 

Guías como ésta y otras nos han ayudado a cuidar y a cuidarnos mejor.

Y tú ¿Qué opinas? Me encantará saberlo. Escríbelo más abajo o en hablamosdediabetestipo2@gmail.com.

Muchos saludos.